Historia de la Coral

Historia de la Coral

     Transcurría la primavera del año 1981 cuando el Hno. Cecilio reunió a un grupo de antiguos componentes de coros que anteriormente habían existido en el Colegio de la Salle con el propósito de formar un coro de voces graves que solemnizase los actos litúrgicos del Tricentenario del Instituto Lasaliano. 

     Nadie pudo imaginar entonces, que aquella feliz iniciativa del Hno. Cecilio fuese el germen para el desarrollo de la Coral que en la actualidad contemplamos en todo su esplendor, porque varios de los componentes de aquel efímero coro conocido como “Coro de AA.AA. La Salle – Buelna” no se resignaron a disolverse por la marcha precipitada del Hno. Cecilio, director del coro, a un nuevo destino, lejos de Cantabria, y en asamblea general del 28-08-1981, expusieron sus planes de futuro para dicho coro. La Asamblea, como recogió el acta de la reunión, decidió por unanimidad “no solo continuar con la labor emprendida sino, también ampliarla, en total autonomía, formando una coral de voces mixtas que con  aptitudes para el canto coral se sujeten puntualmente a los ensayos que con tal fin se programen”.

     En la Asamblea se nombró una Junta Gestora, encargada de poner en marcha tal ambicioso proyecto siendo designados: Faustino Sánchez Noriega, Presidente; Miguel Ángel Pérez Salas, Secretario; Gonzalo Fernández Calvo, Tesorero; Manuel Rueda Pérez, Manuel Rivero Manzano, Juan José Ruiz García, Cesáreo García Ruiz, Ceferino Díaz Gutiérrez, Vocales.

     Con total entusiasmo se pusieron manos a la obra propagando la captación de voces por todos los ámbitos locales, con una respuesta desbordante de casi un centenar de voces.

     Resuelto el problema de la captación de voces quedaba por resolver otro, no menos importante, el cual era contar con el patrocinio necesario par hacer tangible el ambicioso proyecto. Con este propósito, el 21-09-1981, la Junta Gestora envía una solicitud al Sr. Alcalde de Los Corrales de Buelna, exponiendo sus planes. La respuesta no se hizo esperar y el 5-10-1981, la Junta Gestora fue citada a una reunión en el Ayuntamiento a la que asistieron por parte de la Corporación Municipal: El Sr. Alcalde, Luis Sáiz Quevedo y los concejales, Manuel González Santandrés, Alfredo Sáiz Pacheco y Salvador Carretón y por la Junta Gestora todos sus componentes. Las primeras palabras del Sr. Alcalde no dieron lugar a dudas: “No podemos hacer otra cosa desde el Ayuntamiento, que ayudaros. Venís con una idea que, desde hace tiempo, rondaba en mi cabeza y vosotros me la brindáis resuelta. La solicitud ha sido acogida por la Comisión de Cultura con agrado y cariño y están dispuestos a ayudaros en todo lo que puedan, pues la coral que se pretende crear dará categoría al pueblo a la vez que elevará su cultura” (cita entresacada del acta de la reunión de dicha fecha).

     En la misma reunión se acordó trabajar, desde ambas partes, en la búsqueda de la persona idónea que musicalmente dirigiese la coral, adelantando que los estipendios que supusieran el contrato del director correrían a través del Consejo Municipal de Cultura y Deporte, dentro de los presupuestos anuales del Ayuntamiento.

     A partir de esta primera reunión la actividad dentro de la Junta Gestora, se incrementa aún más: Redacción de Estatutos; reuniones con otras corales cántabras en busca de un director; aprobación de los estatutos en asamblea general; nombramiento de la Junta Directiva, que recae en las mismas personas que conformaron la Junta Gestora añadiendo a aquella relación, los nombres de Concepción Nieto y María del Carmen Salegui, como vocales representativas de las sopranos y contraltos y de Fermín Abascal Campuzano, en calidad de Vicepresidente; reuniones diversas con el equipo del Ayuntamiento hasta llegar a un acuerdo total en el funcionamiento de la coral como un ente independiente, rigiéndose por el sistema de autogobierno, que pasaría a ser denominada “Coral de Los Corrales” de igual nombre a la que existió en el pueblo en los años 1930 y con la idea de continuar sus actividades artísticas suspendidas en 1935; nombramiento de un representante del Ayuntamiento, como vocal en la Junta Directiva, que recaería más tarde en Manuel Gonzáles Santandrés; inscripción en el Gobierno Civil como Asociación... hasta llegar al 2-12-1981 en el que en reunión de la Junta Gestora y la Corporación Municipal, representada en esta ocasión por Manuel González Santandrés, Alfredo Sáiz Pacheco y Ramón García Salmones se plasma el apoyo material del Ayuntamiento, consistiendo éste en la cesión de un local para los ensayos y otro para la secretaría y archivos además de una subvención anual y que desde entonces perduran.

     Paralelamente a estos acontecimiento los ensayos de la incipiente coral comienzan en el mes de octubre de 1982, en el Colegio de la Salle, dirigidos de una manera totalmente desinteresada por el Padre Dominico Ángel Abascal, recogiendo la sugerencia de su hermano Fermín, Vicepresidente de la Coral, aprovechando sus vacaciones en Los Corrales y hasta la anunciada, pronta llegada del director titular. Para los ensayos se contaba con la valiosa colaboración de cuatro jóvenes estudiantes universitarios y a la vez de música, miembros de la Coral, que ensayaban a las cuerdas respectivas, pasando más tarde el Director los ensayos en conjunto. Esta colaboración perduró durante, aproximadamente año y medio, hasta extinguirse, ya que por necesidades de estudios y actividades profesionales se vieron obligados a abandonar la Coral. Estos jóvenes fueron: Maribí Mediavilla, por la cuerda de sopranos; Antonia Lequerica, por la cuerda de contraltos; Gema Ruiz, por la de los tenores y Raúl López, por la cuerda de barítonos y bajos.

     El director titular, D. Pedro Camino Núñez, fue presentado a los componentes de la Coral por el Sr. Santandrés el 6-11-1981, en un ensayo coordinado por el Padre Abascal, después de haber llegado a un total entendimiento en las condiciones técnicas y económicas que previamente le habían ofertado.

     Los ensayos bajo la batuta ya del Sr. Camino, continuaron en el Colegio de La Salle, con un plan concreto: Preparación de un pequeño programa para la actuación de la Coral en la Santa Misa de Navidad con las obras siguientes: Hija de Sión, a 4 v.m., de L. Deiss; Adeste Fideles, a 4 v.m., de J. Reading; Sanctus, a 4 v.m., de T. L. De Victoria; Do Codín de Codán, villancico a 4 v.m.; Noche de Dios, villancico a 4 v.m.; y Salve, a 3 v.m., de E. Aunós.

     En el mes de Enero de 1982 la Coral deja las aulas de ensayo del Colegio de la Salle trasladándose a la Casa de la Cultura, que la Corporación Municipal asignó para tales menesteres. En el mes de marzo, de ese mismo año, se comienza la preparación de los actos de la presentación oficial de la Coral ante su público de Los Corrales de Buelna. Es también, en ese mes de marzo, cuando se contempla la necesidad de disponer de un presentador que cubriese no solamente los actos de la presentación, sino también las actuaciones futuras. Surgió el nombre de la persona adecuada: Manuel García Ruiz, que aceptó, amable y desinteresadamente el cargo y que sigue desempeñándolo con un trabajo brillante e ininterrumpido de hasta ahora 21 años.

     El 6 de junio, complaciendo una invitación de la entonces Caja de Ahorros de Santander y Cantabria, la Coral, estrenando su vestuario, actúa en el recinto del Palacio de la Magdalena, en el Día Infantil de Cantabria.

     El 12 de junio de 1982, es el gran día en el que la Coral de Los Corrales se presenta oficialmente en público, a las ocho de la tarde en el Cine Lido de este municipio.

     El acto de presentación, con el aforo del Lido a rebosar, resultó de una brillantez nada común. La Coral Salvé de Laredo, apadrinadora del acto, abrió el escenario con un breve concierto de su selecto repertorio, dando seguidamente, paso al concierto inaugural de la Coral de Los Corrales, interpretando un variado programa compuesto por las obras siguientes: Padre Nuestro, de P. Madina; Steal Haway y Amen, espirituales negros; Tú, La paloma y Adios lucero de mis noches, habaneras; Maite, Zorzico; finalizando el concierto con tres obras de sabor montañés; Mas serena sale el agua, Síguela Manueluco y ¡Olé!¡Olea!.

     En el intermedio de la presentación acaeció el hecho emotivo de la entrega de la bandera de la primitiva Coral de Los Corrales, que había sido guardada con celo y mimo por el último presidente de aquella agrupación, Eduardo Pedredo y después por su hija, Santina. Fue ella quien, en el escenario, hizo la entrega a Faustino Sánchez, presidente de la nueva Coral.

     El éxito de la presentación y la demanda por presenciarlo fue tal que el Lido se vio incapaz de acoger a tantas personas. Por ello y  para complacer a las que se vieron defraudadas, se volvió a repetir el concierto de la Coral de Los Corrales, pasadas las fiestas de San Juan, el 9 de julio, en sesiones de ocho de la tarde y once de la noche.

     Desde aquellos lejanos días de la presentación el tratar de relatar concienzudamente las actuaciones de la Coral nos llevaría a una larguísima relación, por lo que renunciamos a ello, hasta disponer de una mejor ocasión. Diremos solamente, como resumen, que a finales de 1982 se habían dado 14 conciertos y se contabilizaban 22 obras dispuestas para ser interpretadas, siendo en la actualidad, unas 250 obras diferentes las que han sido interpretadas en unos 500 conciertos, aproximadamente, en todo tipo de escenarios, templos, monasterios, santuarios, catedrales, palacios, castillos, teatros, auditorios, polideportivos, naves industriales, hasta en templetes y praderas de romerías..., a lo largo y ancho del entorno municipal, Cantabria, Asturias, País Vasco, Galicia, Navarra, La Rioja, Aragón, Andalucía, Madrid, Castilla-León, Comunidad Valenciana..., y dos salidas a Francia y otra a Italia.

     Ha participado en prestigiosos certámenes corales y ha sido galardonada con importantes premios:

-         1987 – 2º premio, Lira Marinera de Plata, en el Certamen de la Canción Marinera de San Vicente de la Barquera.

-         1990 – 2º premio en el Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía, de Torrevieja.

-         1992 – 1º premio, Lira Marinera de Oro, en el Certamen de la Canción Marinera de San Vicente de la Barquera.

-         1996 – 2º premio, Lira Marinera de Plata, en el Certamen de la Canción Marinera de San Vicente de la Barquera.

     También, en el año 2001, obtuvo el “Premio Olna Cultural”, otorgado por la Asociación Cultural Olna, en señal del buen hacer en su larga existencia de 20 años, cumplidos ese año. 

     La Coral de Los Corrales trabaja también en otras actividades, así es responsable, desde 1983, de la organización y presentación del Pregón de Fiestas de San Juan, de dicha localidad. En el año 1984 hizo la presentación en el cine Lido, del Traje Regional, como segundo uniforme de su vestuario. A este acontecimiento asistieron representantes de la “Asociación para la defensa del Traje Regional” y su presidente Gustavo Cotera, luciendo diversos trajes regionales, comarcales, que ponderaron como traje original de la zona centro de Cantabria, el recién presentado por nosotros. Desde 1986, organiza las Jornadas de Canto Coral, que anualmente, se celebran durante la Semana Santa, en el Santuario de Nuestra Señora de las Caldas. En el año 1987 proyecta una reproducción a tamaño reducido, de la Estela de Lombera, que entrega, como recuerdo, a las corales con las que se relaciona o como señal de agradecimiento a las personas o entidades colaboradoras.

     Ha grabado un disco compacto (CD) y cassette de temas populares con canciones montañesas (cántabras y leonesas), asturianas, vascas, gallegas, hispanoamericanas y habaneras. La grabación se realizó en mayo de 1992, en la iglesia románica de Barcena de Pie de Concha, aprovechando sus condiciones acústicas. Fue presentado en el Cine Lido el 28-10-1992, con la sala repleta de público, coordinando el brillante acto el propio presentador Manuel García Ruiz, entrevistando en su transcurso al director de la Coral, Fernando de Benito Calderón; a la presidenta, Mª Soledad Urreta Matínez y a tres de los compositores autores de los temas incluidos en las grabaciones: José Antonio Galindo, granadino y asesor técnico musical de T.V.E., Miguel Angel Samperio, santanderino, catedrático de la Escuela Universitaria de Magistrado (fallecido el 16 de mayo de 2000) y el torrelaveguense, Nobel Sámano, director y pianista, autor, entre otras muchas de la “Misa popular cántabra” (1998). También fue entrevistado Raúl Herrero, de la firma “Cascabel”, técnico de la grabación. Todos ellos fueron pródigos en elogios a la calidad interpretativa conseguida en el disco. Este disco fue financiado, en gran parte, por la empresa local, Mecobusa y Fundimotor.

     No podemos cerrar esta reseña, sin referirnos antes, a los directores que han dirigido musicalmente a la Coral: Pedro Camino Núñez y Fernando de Benito Calderón y a la actual directora, Justi Echevarria Ariste. También citaremos a las Juntas Directivas que, administrativamente, la gobiernan y que según los estatutos se renuevan cada dos años.

     Citando en primer lugar a los directores diremos, que el primer de ellos en hacerse cargo de la Coral, como se explicó al principio de la narración, fue Pedro Camino Núñez, tomando la dirección en octubre de 1981, un mes después de haberse constituido como tal, ejerciendo el cargo hasta finales de 1984, ya que su nombramiento como organista mayor de la Colegiata de Santillana del Mar le alejaron de la Coral.

     Pedro Camino Núñez nació en Torrelavega en el año 1938. Sus primeros pasos musicales comienzan a la temprana edad de 9 años. Estudia solfeo y piano con el maestro Curruchaga, continuando después por libre en los campos de la armonía y de la instrumentación, concretamente del órgano. Organista del Santuario de Nuestra Señora de África y en la parroquia del Sagrario de la S. I. Catedral de Ceuta, continúa en otras parroquias con el mismo cometido durante diez años, alternando esta actividad con la del canto coral a través de diversos coros por él formados. Tal era la valía del joven maestro que el laureado don Lucio Lázaro de apunta como su sucesor en la dirección de la Coral de Torrelavega, en la que permanece otros diez años. Después de su brillante paso de tres años, por la Coral y permanencia en su nuevo destino, en la Colegiata de Santillana del Mar, en agosto de 1991, la Coral dio un emocionado concierto en el Claustro de esta misma Colegiata dedicado, en homenaje a Pedro Camino, recientemente fallecido y un año más tarde la Coral cerró el Ciclo Coral dedicado, igualmente, en su memoria.

     En diciembre de 1984 la plantilla de la Coral era de 70 personas, repartidas a partes iguales entre las voces masculinas y femeninas.

     La ausencia de Pedro Camino fue sustituida, en enero de 1985, por Fernando de Benito Calderón que venía ejerciendo la labor de subdirector ocasional y que contaba como tenor segundo desde octubre de 1981, fecha en la que ingresó en la Coral siendo por esta razón uno de los socios fundadores.

     Fernando de Benito Calderón nació en Helguera de Reocín en 1952. Estudió solfeo y más tarde complementó sus estudios, de una forma autodidacta, en el conocimiento de la armonía y canto coral. Fortalece su formación en diversos cursos de dirección coral con Manuel Cabero, profesor de música y director-fundador del Aula de Dirección Coral de Barcelona y Montserrat Pueyo, profesora de canto de ICE de la Universidad de Barcelona. Dejó la Coral en el año 1996, obligado por un cambio de destino en su labor profesional. Actualmente es colaborador asiduo de la Coral.

     En la larga etapa de Fernando de Benito, como director de la Coral, se logró aumentar notablemente su grado de afinación y acoplamiento de voces, en una labor sacrificada, pero sumamente enriquecedora de perfeccionamiento montando obras de polifonía de reconocido prestigio, de autores como Victoria, Barja, Samperio, Thompson, Andel, Bach,...

     Como dijo Manuel García Ruiz, en la revista Olna-Cultural (octubre 2000) “Fernando de Benito Calderón es, probablemente, la persona que más y mejor música ha enseñado en Los Corrales de Buelna desde su puesto de director, a lo largo de doce años”, hasta 1996.

     Fruto de su labor dan muestra los galardones conseguidos, bajo su batuta y ya enumerados anteriormente. Algunas crónicas recogidas en periódicos nacionales muestran la valía de Fernando en la faceta de director coral. Así, por ejemplo, en Valladolid, con motivo de la participación de la Coral en la “Muestra Coral” y bajo el título “Gran colofón del Ciclo Coral de la VII Muestra”, comentaba la crítica: ...”Fernando de Benito Calderón, músico joven e interesado en el trabajo coral ha llevado a cabo con el grupo un efectivo trabajo de pulido vocal... dirige con gusto y expresión y respira con sus cantores... el programa fue expuesto con total corrección. El color es bello, sobre todo en pianos y pianísimos, muy bien trabajados...”

     En otra ocasión, “La Voz de Avilés” ofrecía en titulares: “Los Corrales de Buelna (Cantabria) entusiasmó en el VIII Certamen Coral”, añadiendo en su reseña, “La Coral de Los Corrales fue la gran triunfadora en la jornada de ayer en el Certamen Coral Internacional Villa de Avilés. Fue la más aplaudida con unas interpretaciones de gran calidad...”

     A finales de 1996, la plantilla de la Coral era de 55 personas, de ellas, 27 voces femeninas y 28 masculinas.

     Justi Echevarria Ariste es natural de Rivero (San Felices de Buelna). Ha cursado la carrera de piano, distinguiendo entre sus profesores a Dña. Lutgarda Margañón, realizando los exámenes en el Conservatorio de Valladolid. Desde 1982 es profesora de piano y solfeo y ha realizado diversos cursos de dirección y de canto coral.

     Ingresó en la Coral el 12-4-1991, en la cuerda de contraltos, tomando la dirección a principios de 1997 a la marcha de su predecesor, Fernando de Benito Calderón, permaneciendo en la actualidad en el mismo cargo.

     La sólida formación musical de Justi Echevarria, unida a un infranqueable afán de superación, ha conseguido, en poco espacio de tiempo, infundir a los coralistas su propio estilo, llevándoles por la senda de los éxitos logrados en la etapa anterior, como lo demuestran, a manera de ejemplo, porque hay más: los conciertos celebrados en el Alcázar de los Reyes Católicos de Córdoba, en el I Concurso Nacional de Coros Antonio José de Burgos o el último celebrado en honor de Santa Cecilia, ante su público de Los Corrales de Buelna, donde se pudo escuchar, en la primera parte, una bella selección de música sacra y en la segunda, una nueva experiencia de la Coral, de aires populares acompañados con instrumentos de percusión.

     Hasta el día de la fecha y en lo que al periodo de la dirección de Justi se refiere, el repertorio de la Coral se ha enriquecido con una selección de unas 50 obras musicales. Entre otras citaremos: Confutatis y Lacrimosa, de la Misa de Réquiem de Mozart; Kyrie eleison, de Hans Leo Hasrter; Ave María (3), de J. Bustos, A. Bruckner, L.daVittoria, respectivamente; Fiesta, de N. Sámano; Cinco Coros Castellanos “El Molinero”, de Antonio José; Marinero de la verde ola, de M.A. Samperio,...

     La plantilla de la Coral, a finales de 2003 es de 50 personas, siendo 23 mujeres y 27 hombres.

     Referente a las Juntas Directivas que administrativamente gobiernan la Coral, citaremos únicamente a los presidentes, en su representación: Faustino Sánchez, desde sus comienzos hasta finales de 1983. le sustituyó a principios de 1984, Yolanda Gutiérrez. En 1986, Manuel Rueda. En 1988, Marisol Urreta. En 1990, Luisa María Ingelmo. En 1992, nuevamente Marisol Urreta. En 1994, otra vez Luisa María Ingelmo. En 1996, Manuel Ceballos. En 1998, Nuria Sainz, quien por razones profesionales cedió el cargo a María Martínez Urreta, que continuó en él hasta mediados del 2003. En agosto de 2003, ocupa el cargo, por tercera vez, siendo por tanto la actual presidenta, Marisol Urreta.

     En la lista de patrocinadores habituales de la Coral nos honra citar alas entidades siguientes: Excmo. Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna; Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno Cántabro; Federación Cántabra de Coros; Caja Cantabria; Joyería González; Autobuses Juan; Hospedería Las Caldas; Mecobusa y Fundimotor patrocinadores del disco CD emitido en su día por la Coral.